1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://vegetales.about.com/od/Platos_Festividades/qt/Como-Armar-Un-Plato-De-Quesos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Cómo armar un plato de quesos

Por

quesos

Cuando se trata de una celebración especial, una tabla de quesos con uvas, pan fresco y una variedad acertada de vinos, podría ser todo lo que necesitas para que tu celebración sea inolvidable.

Tom Kelley Archive/Getty Images

Existen muchos tipos de quesos desde blandos a duros, azules, picante, importados y domésticos.

Para una tabla o plato de queso, puedes servir uno o dos tipos de queso, acompañados por vino y salami (si desearas), o bien armar un plato exclusivo de quesos con cuatro o más selecciones.

Como regla de oro, debes calcular entre 1 a 2 onzas de queso por persona con pan o galletas.

Asegúrate de sacar el queso de la heladera una hora antes de servirlo a la mesa, para que esté a punto y a temperatura ambiente.

Si el plato de quesos fuera usado como postre, piensa en agregar algunas frutas como peras, manzanas, nueces, uvas y miel.

Las baguettes, focaccias y pitas son deliciosos acompañantes para el queso. Más aún todavía si les da un toquecito en el horno.

Si tuvieras pan que no fuera tan fresco y quisieras "revivirlo", haz una una de dos:

  1. Rocíalo con agua y colócale en el horno (200ºF por unos 10-15 minutos).
  2. Pásalee aceite extra virgen de oliva, sazónalo con sal marina o kosher y hornéalo a 200ºF por unos 10-15 minutos. El resultardo será algo deliciosamente crocante.

Tipos de quesos:

Los clásicos:

Camembert: Asegúrate que no olor fuerte, amargo como 'amoníaco'.

Brie: Debe saber a nueces. Es cuando este queso -francés por excelencia- está en su perfecto punto de maduración.

Fontina: Si buscas el verdadero Fontina -hecho en el Norte de Italia- compra el Fontina Val D'Aosta.

Gouda: Sin madurar, es de sabor suave; al madurar sabe más fuerte. El Gouda ya maduro se llama Boerenkaas.

Muenster: Su sabor debe ser un tanto picante, con personalidad.

Manchego:
Español por excelencia, hecho de leche de oveja, de sabor fuerte y ácido. Mi combinación favorita del manchego es con dulce de membrillo.

Emmental y Gruyere:
Ambos de origen suizo. El Emmental es el de los agujeros y el Gruyere noe. Al madurar su sabores se tornan picante.

Parmesano Reggiano:
Este italiano de Parma es mejor cuando su color es amarillo pálido y no tan seco en el paladar. Para servir, córtelo en rodajas finas.

Los 'blues':

Roquefort: Hecho de queso de oveja e inyectado con pan rallado con moho y frotado con sal. Si quieres probar algo nuevo, este queso se suele comer con mantequilla sin sal untado sobre pan caliente. ¡Delicioso!

Gorgonzola: Queso italiano, blando, maduro, y delicado en sabor. Me encanta en las ensaladas. Puede ser pisado con mantequilla dulce y untado sobre pan para terminar una comida.

Quesos de cabras y ovejas:

Pecorino: De oveja que se usa en platos de pastas, con de sabor más rico y picante, un poco más salado que el Parmesano.

Chevre: Queso de cabra, como su nombre lo indica en francés. Un tanto ácido cuando logra su punto de madurez.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.